1 salida moron 8 de octubre 2011

lunes, 12 de diciembre de 2011

Alimentación y Sistema Inmunológico

Sistema inmunológico, cómo funciona, gracias al sistema inmunológicosuperamos enfermedades como el resfriado y  nos defendemos de microorganismos que pueden invadir nuestro cuerpo.  Nuestro cuerpo es un ambiente ideal para microbios sin embargo gracias al sistema inmunitario estamos protegidos de muchas agresiones externas. El sistema inmunitario es una barrera de defensa de nuestro cuerpo contra los microorganismos. Virus, parásitos, hongos, bacterias entran en el cuerpo humano de forma cotidiana mientras nuestro sistema inmunológico trabaja sin descanso para evitar nos afecten.
Si el sistema inmunológico está debilitado somos presa fácil de cualquier infección. Ante un mismo virus una persona puede contagiarse más fácil que otra , todo depende del sistema inmunológico, hay personas con un sistema inmunológico con mayor fortaleza.

Estrés prolongado, dietas inadecuadas, cambios bruscos de temperatura o el descanso insuficiente provocan que nuestro cuerpo se resienta y desciendan nuestras defensas.Hay signos, como pupas en los labios, cansancio mayor del habitual, heridas que tardan en cicatrizar, dolores musculares sin haber practicado ejercicio o fragilidad del cabello, que delatan que las defensas de nuestro organismo están bajas. Si bien lo ideal sería evitar, en la medida de lo posible, hábitos y situaciones que puedan debilitar nuestro organismo, una alimentación adecuada también puede ayudarnos a superar épocas duras, pues permite reforzar el sistema inmunológico, que nos protege de bacterias, virus y otros organismos patógenos.


 Alimentos para fortalecer el sistema inmunológico

Vitamina A, C y E son las vitaminas esenciales para el mantenimiento de la salud del sistema inmunitario. Un puñado de almendras al día le dará suficiente cantidad de vitamina E. Guayabas, naranjas y otros cítricos son una fuente natural de vitamina C.
El ajo es quizás la planta más antiguamente cultivada en el mundo. Su historial como un efectivo antibiótico herbal y de refuerzo para el sistema inmunitario se remonta a los días en que se construyeron las pirámides. El ajo es un productor natural de glóbulos blancos (uno de los más importantes componentes del sistema inmunitario).
Zanahorias y otras verduras de color rojo, naranja y verde oscuro contienen carotenos, que se convierten en vitamina A en el hígado. Estos son muy útiles para proteger a la glándula timo. El timo es un órgano glandular en la base del cuello que produce linfocitos. Desempeña un papel importante en la producción de la inmunidad y la prevención de atrofias debido a la edad avanzada
El zinc es otro elemento que es esencial para la inmunidad. Este elemento es segundo al hierro de acuerdo a su concentración en el cuerpo. Su deficiencia puede afectar el sistema inmune en más de una forma. El zinc actúa como un catalizador sobre la respuesta del sistema inmune para matar los agentes patógenos y es necesario para que los glóbulos blancos lleven a cabo sus funciones. Maní, mantequilla de maní, las legumbres y la carne oscura de pollo, de res y de cordero son excelentes fuentes de zinc.
Seis onzas de yogur natural y fresco cada día mantiene la flora intestinal saludable para una buena digestión. Las bacterias en el yogur convierten la lactosa de la leche en ácido láctico, que es ideal para maximizar la absorción de calcio y prevenir las infecciones vaginales y de la vejiga.
Entre las hierbas que benefician el sistema inmunológico, vale la pena mencionar la equinácea y la hierba ayurvédica Ashwagandha (Withania somnifera) por su efecto para estimular el sistema inmunológico.
Hay un viejo refrán que dice que cuando en duda: vuelva a la naturaleza. Un estilo de vida natural y comidas caseras, junto con el ejercicio diario, mantendrá lejos muchas dolencias.




1 comentario:

Espalda Plateada dijo...

Buenas, os dejo un enlace sobre el Ashwagandha, sus propiedades
y donde conseguirlo.

http://goo.gl/9TkprS

Hasta otra!

Publicar un comentario

m